¿Qué es la
Médula Ósea?

La médula ósea es un tejido extraordinario. Con una sola célula madre produce 9 tipos de células diferentes en nuestro organismo y todas con funciones diferentes. Las células se pueden dividir en tres grupos. Los megacariocitos, los glóbulos rojos y los glóbulos blancos. Así mismo, los glóbulos blancos se dividen en dos grupos: Las células mieloides (Neutrófilo, Macrófago, Eosinófilo y Basófilo) y las linfocíticas (Linfocitos T, Linfocitos B y Natural Killer).

3d-illustration-rotating-dna-glowing-mol

Eritrocitos: Son los glóbulos rojos que transportan oxígeno por todo el cuerpo.

 

Megacariocito: Son las células que hacen plaquetas, las cuales sirven en los procesos de cicatrización.

 

Neutrófilo: Una célula muy valiente que combate infecciones.

 

Macrófago: Como el basurero del cuerpo, es una célula que limpia los restos de infecciones.

 

Eosinófilo: Una célula que combate contra infecciones parasitarias.

 

Basófilo: La célula más rara que produce la Médula Ósea. Ayuda a mediar respuestas alérgicas

 

Célula T: Como un director de orquesta, le dice a las demás células blancas como trabajar.

 

Célula B: Las células que producen anticuerpos los cuales te protegen a largo plazo de las infecciones.

 

Natural Killer: Una célula que no se anda con juegos, elimina a cualquier célula que intente volverse maligna.